10 Argumentos contra la Dieta Paleo

1. Funciona sólo a corto plazo (6 meses) y es peligrosa a largo plazo

Como ya están afirmando cada vez más nutricionistas evolutivos, no hay sólo una dieta Paleo… pero como se puede ver aquí y aquí, los efectos positivos  no se mantienen a largo plazo, como sí que lo hace una dieta de verduras, ensaladas y 100% vegetal.

La dieta lowcarb tiene un efecto positivo inmediato, pero luego se vuelve a la normalidad y se empieza a empeorar. Es más, a nivel de obesidad, es muy curioso que cuando no están haciendo giras para presentar libros, muchos defensores de las dietas lowcarb, tengan obesidad.

Y es curioso que Atkins, gran precursor y promulgador del lowcarb, muriera precisamente de un infarto de corazón, habiendo engordado hasta los 117 kilos (+29) y sufriendo varias enfermedades cardíacas. Curioso.

2. Aunque se supiese lo que comía un cavernícola, no es relevante

Primero porque hubo muchas dietas paleolíticas. Las de los esquimales no tendrían nada que ver con las de tribus selváticas. Y en segundo lugar porque con una vida media de 30 años, ni sus genes ni su tipo de vida tienen nada que ver con los nuestros. Si el argumento es que hemos evolucionado así, la realidad es que NO. Simplemente hemos evolucionado para vivir hasta reproducirnos y trasladar nuestro ADN a la siguiente generación. Es muy iluso pensar que porque tal tribu comía de una cierta manera, nosotros podemos vivir igual y morirnos a los 115 años.  Y con esto nos remitimos al punto anterior.

3. La carne es causa de enfermedades

No vamos a decir nada nuevo, porque hemos puesto ya más links en otros posts, hasta hacernos pesados. Pero la ciencia es consistente. Y lo podéis leer tranquilamente, hacia delante o hacia atrás, mientras un manipulador como Eades o Taubes no intente decirnos que lo que es blanco, es negro:

Obesidad, riesgo de enfermedades crónicas, diabetes, presión arterial, síndrome metabólico, acidosis metabólica (peligrosísima) y cáncer (de nuevo).

Comer una dieta rica en vegetales bajara nuestra mortalidad, hará que baje nuestro colesterol, las posibilidades de morir por la principal causa de muerte, los ataques al corazón, tendremos mejor control de la glucemia en sangre, revertir diabetes tipo II y seguramente menos cáncer

Sabéis lo que cuesta encontrar esta información? Es cuestión de pocos minutos…

4. No estamos adaptados para comer carne en grandes cantidades

Tenemos dientes de herbívoro, tenemos estómago de frutívoro o insectivoro, nuestra flora intestinal es la de un chimpancé o un gorila, no la de un león o un leopardo. Necesitamos fibra en altas cantidades, y la flora intestinal nos ayuda a regular nuestros ciclos circadianos. Esto no le pasa a un león.

5. Excluir cereales y legumbres es innecesario

Sólo un porcentaje muy bajo de la población tiene intolerancia al gluten y otro porcentaje es alérgico. Por qué evitar un alimento porque unas pocas personas tengan intolerancia?

Leptinas de las legumbres: es sabido que al lavarlas o cocinarlas desaparecen y ni siquiera son anti-nutrientes como se suele afirmar, ya que aportan más nutrientes de los que se dice que barren.

Oxalatos: son necesarios para nuestro tracto intestinal, aunque se lleven hasta un 30% de calcio o hierro, las comidas altas en oxalatos, también contienen altas cantidades de estos nutrientes.

6. Ecológico o alimentado con pastos, no garantiza nada

Los animales modernos, alimentados con hierba o con cereales siguen teniendo las mismas características. Las vacas del siglo XXI tienen mucha grasa saturada, colesterol, hormonas como la insulina y su hermana de factor 1, y hierro hem que está asociado al cáncer.

7. NO ES SOSTENIBLE para el planeta

Los animales comen mucho, beben mucho y contaminan mucho.

Con lo que come una vaca CADA DÍA se podrían alimentar hasta 45 personas. Le damos piensos compuestos de soja a la vaca, le damos vitamina B12 y le pinchamos medicinas cuando podríamos saltarnos al intermediario y alimentar a más gente.

Una vaca come hasta 24 kgs al día.

Una vaca consume hasta 150 litros por día de agua potable.

NO es sostenible. Una dieta humana basada en plantas daría a día de hoy alimento para 10mil millones de personas. Hoy tenemos a gente muriéndose de hambre y vacas comiendo 24 kilos de piensos cada día.

8. No es sostenible para nuestro bolsillo

Además de ser más fácil, más práctico y mejor para nuestra salud, comer carne es caro. Y si comemos lo que dicen los cánones totémicos de la dieta Paleo (Wolf y Cordain), estamos comiendo carne carísima con mucha grasa saturada. Este argumento no es sólo para bolsillos apretados.

En la compra semanal media, la leche, huevos, pescado y carne se llevan casi el 50% del presupuesto de comida. Y todos sabemos que un kilo de garbanzos, arroz o lentejas cruda no llega ni a un euro. Y encima es más sano…

En el hipotético caso de una post-guerra. Lo más eficiente, nutricional y lógico sería alimentar a la gente con vegetales, y dejar de procrear animales para ser ingeridos, promover enfermedades….

9. Crueldad

Aunque no tuviésemos razón en los puntos 1-8, si queremos comer carne, a principios del siglo XXI, sólo hay una manera. Matando animales. Estos animales se matan de manera muy cruel. Tienen vidas horribles de sufrimiento, horror, mutilación, secuestro… Se les usa como esclavos y se les trata peor que a nadie en el mundo. Esto es innecesario, es caro, es insostenible y es malo para nuestra salud.

A parte de comer mucho, la vaca nace de la violación. Se le injerta semen de toro a la madre para que tenga una ternera o un ternero. Si es macho, se secuestra (se separa de la madre) y se asesina para crear carne. Si es hembra, pasa a engordarse para dar leche. Las vacas que han sido madres son violadas sistemáticamente tras dar a luz, para que sigan dando leche para sus terneros y terneras, que han sufrido otro destino que no la teta de su madre.

Este ejemplo es aún más cruel en el caso de cerdos y pollos.

No vamos a entrar más en un tema ético, porque no es el único ni el principal motivo para no hacer dietas proteicas, aunque sí que es el motivo que hizo nacer el movimiento “vegano” en el que muchos nos quieren incluir.

10. Lo sano de la paleodieta son las plantas

La única deficiencia real que se puede tener al eliminar la carne, los huevos y el pescado de la dieta paleo, incorporando arroz y legumbres, es la vitamina B12. La Vitamina B12 es la vitamina de la “suciedad”. Son microorganismos que viven en nuestras heces, que están en el suelo, en la caca de otros animales etc… Al usar tantos pesticidas nadie se atreve a comer lechuga sin lavar, por lo que al lavarla, se pierde la vitamina B12 de la suciedad del suelo. Los animales comen pienso o pasto con pesticidas sin lavar, por lo que su toxicidad pasa por el intermediario hasta el hombre. Al haber tantos casos de toxicidad en sus animales, muchos ganaderos empezaron a lavar la “comida”. Como luego tenían deficiencia de B12, actualmente se les da un suplemento de B12 a las vacas.

proj-pegan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperamos vuestras aportaciones en la sección de comentarios!

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

1 comentario en “10 Argumentos contra la Dieta Paleo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s